Las Batuecas (I): Ruta de la cascada del chorro

Bosque Las Batuecas

Alrededores del Monasterio de las Batuecas

Iniciamos nuestras entradas de La Montaña con un viaje que hemos hecho este puente de Todos los Santos al Parque Natural de las Batuecas en la Sierra de Francia.

Me encantan los bosques en otoño. Me fascina la explosión de colores de los bosques de hoja caduca, por lo que todos los años intentamos hacer alguna escapada corta por alguno. Este año, la disputa estaba entre los hayedos del Parque Natural de Gorbeia o Las Batuecas y, finalmente, me llamó la tierra.  Hablando con amigos que conocían la zona me aconsejaron alojarme en algún pueblo cercano que no fuera La Alberca (porque es muy turística) y encontré unas casas rurales en Cabezo (Cáceres), a escasos 10 minutos de la zona, llamadas La portilla de Cabezo.

Tras mucho mirar por internet decidimos que la ruta, de las infinitas que hay por la zona, que más nos gustaba era la ruta de la cascada del  chorro. La ruta dura aproximadamnte 5 horas ida y vuelta. Es verdad que para ir con un niño de 5 años es una ruta durilla pero ¿por qué no intentarlo?.

Iniciamos la ruta en la Senda Accesible Valle de las Batuecas.

Senda accesible Las Batuecas

Senda accesible Valle de las Batuecas

Esta entrada sale de un pequeño parking situado a medio camino entre Las Mestas y La Alberca por la SA- 201. La primera parte de la senda te lleva al Monasterio de las Batuecas. Un monasterio de Carmelitas que, por desgracia, no se puede visitar y la verdad es que desde fuera parece impresionante.  Este primer tramo está habilitado a personas con movilidad reducida y esta entablado casi hasta llegar al monasterio. Además hay varios paneles explicativos de la fauna y flora de la zona por lo que es bastante útil a la hora de ir con niños.

Rana de patas largas

Rana de patas largas

Por un lateral del monasterio seguimos llaneando al lado del cauce del Arrollo Batuecas,  siguiendo las lineas blancas y amarillas o blancas y verdes. El camino es de cuento de hadas, verde y frondoso. Está lleno de robles, alcornoques, castaños, madroños, estos últimos llenos de frutos rojos que daban un colorido al paisaje precioso, y tambien un par de Tejos gigantes.

Cascada

Y tras un rato de caminata se llega a unos Canchales con pinturas rupestres. Nosotros visitamos el Canchal de las Cabras Pintadas. Debo decir que nos llevamos una desilusión porque están bastante mal conservados y casi tienes que adivinar dónde se encuentran las pinturas, pero sólo el paisaje merece la pena.

Canchal de las cabras pintadas

Vistas desde el Canchal de las Cabras Pintadas

Canchal de las Cabras Pintadas

Un momento de relax

Lucha de fotografos

Desde aquí, el camino hasta el Chorro no está señalizado con marcas, pero si que hay un sendero visible y marcado con montones de piedras que te llevan hasta allí.  Nosotros, por desgracia, no pudimos seguir porque, como nos temíamos, Mateo ya estaba cansado y nos dimos media vuelta.

Y como ya se hacía la hora de comer, cogimos el coche y seguimos camino hasta La Alberca para darnos una buena comilona.

Desde luego, tras ver este paraje, he de reconocer que los monjes tenían un don para elegir los sitios más bonitos de España.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s