Portugal. Carretera y manta: Norte de Oporto (I)

Moledo. Casa da Eira

Casa da Eira. Moledo

Pués aquí empiezo una serie de varios capítulos relacionados con Portugal. Os voy a contar nuestro primer verano en el que recorrimos el país desde el Norte hasta Comporta y nuestro segundo verano que dedicamos exclusivamente al Alentejo.

La primera vez que fuimos a Portugal fué por tema económico y nos enamoró de tal manera que hemos vuelto dos veces más. La gente es extremadamente amable, tienen las ciudades muy bien conservadas y las que no lo están tienen un aire decadente totalmente encantador y, además, se come de miedo. A eso le añadimos una costa de ensueño…… ¿Que más se puede pedir?

Nuestra primera parada fue Moledo (cerca de Caminha) al norte de Oporto y a muy pocos kilometros de la frontera con Galicia. Nos alojamos en Casa da Eira, una casa de piedra en medio del monte, maravillosa, con una piscina bucólica, árboles frutales y mucho espacio para que los niños corran y se desfogen a sus anchas.

Para este viaje me llevé mi vieja reflex de carrete, la echaba de menos y echaba de menos su pequeñas imperfecciones, como la que se ve arriba, en la que superpuse dos fotos porque la cámara tiene estropeado el pase de película y me permite disparar sobre una foto ya realizada. También usé carretes caducados y me encantó el efecto que producen.

Trás este momento kit-kat continúo. Para esta zona hay que estar muy preparado porque puede pasar que llueva y haga frío, y aunque haga calor, hay que llevar un cortavientos a la playa porque siempre sopla mucho viento.

Entre Moledo y Caminha hay un Pinar inmenso, tupido y con un halo fantástico que a mi hijo le encantó. Es impresionante atravesarlo y darte de lleno con la playa, una playa salvaje y por supuesto, como  todas las playas de Portugal, desértica. Para aquellos que les guste el camping, dentro de este pinar hay un camping pequeño y de cuento.

A pesar de que Caminha es una ciudad muy pequeñita, su vida cultural es bastante rica (Fería medieval la última semana de Julio, Festival de música en agosto). Cuando estuvimos nosotros había un festival de música antigua donde se podían comprar tambien instrumentos, lo que para mi pareja (que es guitarrista) fue como dejar a un niño en una tienda de golosinas.

Ecovía

Otra maravilla que descubrimos al llegar fué La Ecovía del Atlántico. Son unas vias ciclistas a lo largo de la costa muy bien acondicionadas y que permiten viajar con seguridad. La intención era que recorrieran todo el atlántico, pero de momento, sólo hay pequeños tramos terminados. Aún así, para nosotros que somos unos fans de la bici, nos sirvió para quitarnos el mono y que Mateo diera unas pedaladas sin cansarse mucho.

Además, si os gusta navegar, se pueden alquilar canoas para ir por el río.

Bueno, pues de momento esto es todo, que sino se hace pesado. Del norte me queda mucho más, que os contaré en la siguiente entrada.

Espero que, aunque no tengo muchas fotos de esta zona, os haya gustado.

2 comentarios en “Portugal. Carretera y manta: Norte de Oporto (I)

  1. Pingback: Portugal by Mateo | La Maleta de Mateo

  2. Pingback: Norte de Oporto (II). | La Maleta de Mateo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s