Lithodomos VR: la máquina del tiempo que te llevará al mundo clásico

Fundadores lithodomos

Admiro a mi amigo Simon. Además de ser un hombre maravilloso y empático a nivel personal, es una de esas personas que te recuerdan a gente tan creativa y emprendedora como Leonardo da Vinci. Vive en Melbourne, aunque tiene mucha relación con España (de hecho habla este idioma casi a la perfección) y a pesar de que no nos vemos mucho,  seguimos teniendo una relación muy estrecha.

Hace unos meses me envió una demo de un nuevo proyecto (uno de los miles que ha realizado en su vida) relacionada con su gran pasión, la arqueología, llamado Lithodomos, y me enamoré.

Se trataba de hacernos viajar y poder recorrer en vivo y en directo, totalmente reconstruidas, todas esas ciudades romanas y helenas derruidas, a través de reconstrucciones en realidad virtual. No daba crédito a lo que estaba viendo y  pensé, ya está, George Wells fue un visionario, ya tenemos una máquina del tiempo.

¿No os encantaría viajar al s.I DC y pasear por  Segóbriga viendo lo que habría visto un romano de esa época? ¿O por el Parque Arqueológico del Tolmo de Minateda?.¿Mágico verdad? Pues aquí os enseño un poquito de lo que podría ser.

Eso que fue un proyecto en su momento, ya es una realidad hoy por hoy, y por eso escribo esta reseña. Simplemente porque creo que las grandes ideas, la cultura y la creatividad deben ser esparcidas a todos los vientos y también porque creo firmemente en todos los profesionales que están detrás de este proyecto, gente seria y apasionada con lo que hace.

Espero que les vaya increiblemente bien.

Si quereis saber más sobre ellos pinchad en este enlace: LITHODOMOS VR

 

 

Los puentes de Madison

Ya bastante cansadillos, nos levantamos pronto para ir al White Mountain National Forest (http://www.visitwhitemountains.com). Son dos horas de viaje hacia el noroeste por New Hampshire. Toda la autopista era una sinfonía de bosques frondosos y verdes pero cuando llegamos al parque todo aquello se quedó pequeño. Solo podíamos estar unas horas y descubrimos que podíamos ver gran parte en coche (scenic drives). Para mayor sorpresa, cuando llegamos al centro de información en Lincoln, descubrimos que en esa misma ruta podíamos ver varios de los Cover bridges de la zona.
¿Os acordáis de los puentes de Madison?.
Por supuesto, a parte de esas maravillas, pudimos ver cascadas y paisajes montañosos, lagos,…. Indescriptible.