BOLOGNA Y MODENA

Bolonia. La llegada desilusiono un poco pero al dia siguiente la cosa cambio. Ya habiendo dormido y conociendo un poco mejor donde estaban las cosas en la ciudad, parecia que fuera algo diferente a lo que habiamos visto la noche previa. Eso si, nos metimos unos gnocci y una pizza para el cuerpo mientras veiamos el partido de Espagna, de morirse de rico.
Bologna es una ciudad que te transporta al medievo. Tienes la sensacion constante de que de algun edificio va a salir un segnor vestido con armadura y un espadon de espanto. Es, ante todo, chocante. Muy ruidosa. Un poco provinciana. Nada que ver a Verona, que se ve el segnorio por doquier. Nos llamo mucho la atencion que los taxis son coches de lujo, llevados por taxistas vestidos de traje de chaqueta.

Modena es otra cosa totalmente diferente. Tardamos en tren 20 minutos. Es una ciudad muy pequegnita, parece universitaria (tipo Salamanca) y ahora la verdad es que se ve poco movimiento. En una hora nos hemos visto todo lo que se puede ver aqui. Tiene una catedral muy curiosa, de color blanco y con una torre gigantesca de marmol blanco. Espectacular.
Las bicicletas son gratis. Las coges y dejas en puntos segnalizados de color amarillo. Todo un avance. Sinceramente, no es una ciudad para pasar un dia, solo para estar de paso, pero hay que verlo todo. No?
En el ordenador que estamos no se puede enganchar la camara asi que colgare fotos cuando llegue a Milan o en Madrid.
Besitos a todos